Quiero que en Getxo se haga esa realidad de poder vivir en paz, sin temer que la discrepancia de opinión lleve a la violencia

 

Un lugar: El Puerto Viejo y los acantilados de la Galea

Un libro: Cualquiera de los de Paulo Coelho. Te hace recapacitar sobre el sentido de la vida

Una película: Love Actually

Un personaje: mi padre del que guardo un grato recuerdo, a pesar de haberlo perdido en mi adolescencia

Nacida en Bilbao, soy getxotarra de adopción, en donde han nacido y se han criado mis hijos. Ya desde muy joven, y después de acabar mis estudios en Administración y en Marketing, me puse a trabajar gestionando recursos en diferentes empresas dedicadas a las ventas y casi siempre de cara al público, lo que ha forjado mi carácter a la hora de saber escuchar a la gente, así como ser capaz de ponerme en la situación de los demás.

Me encanta pasear por Getxo y descubrir, a veces con sorpresa, nuevos rincones. Los amigos son para mí muy importantes, y por ello me gusta compartir con ellos cualquier momento que nos haga a todos sentirnos relajados y soltar una sonrisa.

Soy de una generación que vivió su adolescencia con los convulsos inicios de la democracia y que siempre se consideró tan vasca como española. La maternidad me llevó a preferir dedicarme a la educación de mis hijos y ahora que son mayores he decidido en estos últimos años, colaborar en un proyecto que considero interesante. Quiero que en Getxo se haga esa realidad de poder vivir en paz, sin temer que la discrepancia de opinión lleve a la violencia.