Siempre digo que para formar parte de este partido en el País Vasco hace falta un punto de locura. Pues bien, yo debo estar loco de remate, porque he aceptado ser el candidato del PP a la alcaldía de Getxo. Aun así, hay dos cosas que me han animado a dar este paso: primero, que nunca he tenido miedo a los retos, y segundo, el apoyo que he recibido de todos mis compañeros desde el primer momento. Eso es lo que más valoro, por encima de todo.

Los Populares de Getxo tenemos un proyecto sólido para nuestro municipio, al que hemos dado forma a través de la participación de los vecinos. Si por algo se define nuestro equipo, es por haber estado años saliendo a la calle para preguntar a los vecinos qué es lo que necesitan y qué cambiarían para hacer de Getxo un lugar mejor. Mientras a otros lo que dicen los getxotarras les entra por un oído y les sale por el otro (y a algunos, ni les entra), nosotros hemos querido que los vecinos participen en nuestro programa y en la actividad política del grupo municipal.

Compito contra un alcalde, Imanol Landa, que ha pasado ocho años sin prestar atención a las demandas de los getxotarras, más preocupado por conseguir el apoyo de Bildu que el de la gente. Estos dos partidos se han puesto de acuerdo para subir tasas, financiar el proyecto megalómano del Getxo Antzokia y aprobar un contrato de basuras cuyas consecuencias todos conocemos. Por cierto, tampoco hay que olvidar que acabamos de vivir una huelga de basuras que ha durado casi cuatro semanas, sin que el alcalde haya salido en defensa de los vecinos.

Frente a este estilo de gobierno, nosotros ofrecemos una alternativa centrada, viable y pensada para los barrios. Nuestro programa no va a dejar olvidada ninguna zona de Getxo, pues dedicaremos a cada barrio proyectos específicos de mejora que sus propios habitantes nos han solicitado. No vamos a apostarlo todo a dos macroproyectos que dejen vacías las arcas municipales, sino que preferimos hacer proyectos más pequeños pero respondan a necesidades reales y no comprometan la viabilidad económica de nuestro pueblo.

Por eso, nuestra campaña va a consistir en patearnos Getxo barrio a barrio, hablando cara a cara con los vecinos como siempre hemos hecho. Vamos a ser más cercanos que nunca, porque nuestra forma de hacer política no tiene sentido sin vosotros. Así hemos trabajado hasta ahora, y no tenemos intención de cambiarlo.

No os voy a pedir el voto. Lo único que os voy a pedir es que confiéis en nosotros. Valorad por vosotros mismos el trabajo que hemos hecho en el Ayuntamiento, el programa que os ofrecemos y decidid si merecemos esa confianza. Pase lo que pase, os prometo que los Populares de Getxo trabajaremos siempre por ser vuestro altavoz en el Ayuntamiento.