Las guardias en el Juzgado de Getxo me mantienen atado a la realidad social del pueblo

Un sueño: que mis hijas no vivan lo que he tenido que vivir yo
Un lugar: la playa de Azkorri, aunque soy feliz en cualquier trozo de la costa de la Galea, cuanto más solitario, mejor
Un libro: “El arte de la guerra”, de Shun Tzu

Nací en 1969 en la calle Euskal Herria de Algorta (antes Hispanidad), estoy casado y soy padre de dos hijas que estudian en Azkartza Claret. Estudié la EGB, el BUP y el COU en Trinitarias, Martínez de las Rivas, Miguel de Unamuno de Getxo, y en el Getxo III. Me licencié en Derecho en Deusto, estudios que compaginé con las milicias universitarias. Finalicé con el rango se Alférez de Infantería. En 1993, abrí un despacho en Algorta con tres amigos del pueblo, donde todavía hoy atiendo algunas tardes a los clientes y vecinos que me lo solicitan, aunque mi labor jurídica casi está reducida a las guardias en el Juzgado de Getxo, que me mantienen atado a la realidad social del pueblo.

Por eso, cuando escucho de alguien que por ser del Partido Popular no quiero a mi pueblo, que soy de fuera, un extranjero y otras cosas peores, sólo puedo esbozar una sonrisa y pensar en la casa de mis padres en la calle Euskal Herria, antes Hispanidad, y en los miles de recuerdos que tengo de mi infancia y de mi vida en general.

En 2001 empecé a dirigir la asociación de comerciantes local, Comercios Unidos de Getxo, que abandoné un año más tarde para dar el salto a la política local, intentando que desde el Ayuntamiento se trabajara más por el comercio y las empresas locales. Y aquí sigo, 12 años después, convencido de mis ideas y de la labor que hacemos desde el consistorio. Desde hace tres años también soy apoderado en Juntas Generales de Bizkaia, donde, al igual que en Getxo, me encargo de los temas económicos y fiscales, e intento llevar mi apoyo a la empresa y al comercio en todas mis actuaciones. Una labor que sería imposible si no hubiera desarrollado una carrera profesional antes. Y es que considero esencial que todos los que accedemos a la política lo hagamos después de trabajar en otros sitios y, si se puede, tener un trabajo aparte de la política que te una aún más al pueblo que debes ayudar.

Una de mis mayores pasiones son los deportes. Practiqué rugby durante seis años en el Getxo Rigby Taldea, y luego otros dos más en la Universidad de Deusto. Las lesiones y la vejez me han obligado a dejarlo. Ahora practico boxeo y crossfit. En verano, además, hago surf los días que hay buenas olas y en invierno esquío con la familia.